Saltar al contenido

Los Mejores Ejercicios para Adelgazar

EjerciciosParaAdelgazar.website nace para ayudarte a adelgazar y perder peso con información veraz y de calidad. Aquí podrás encontrar todo tipo de ejercicios, rutinas, explicaciones, guías y consejos realizados por entrenadores deportivos profesionales.

Todo para ayudarte a adelgazar, minimizando el tiempo y esfuerzo necesarios. Porque cuando se tiene la ayuda adecuada, es mucho más fácil de lo que parece lograr tus objetivos.

Además, todos los ejercicios están explicados detalladamente y por niveles de dificultad para que puedas realizar los ejercicios en casa y sin importar cuál sea tu condición física previa.

Qué Ejercicios Hacer para Adelgazar

Hay muchísimos, y además muchas veces se pueden crear tablas y rutinas de ejercicios combinando unos con otros para aumentar su efectividad. Parece algo complejo, pero ¡para eso estamos nosotros! Estamos trabajando para ofrecerte toda esta información próximamente, pero como adelanto aquí te dejamos una pequeña lista de lo que estamos preparando sobre cuáles son los mejores ejercicios para adelgazar:

  • Ejercicios abdominales
  • Sentadillas
  • Ejercicios para adelgazar los brazos
  • Como adelgazar el abdomen
  • La plancha ejercicio
  • Ejercicios gluteos
  • Entrenamiento funcional
  • Ejercicios para adelgazar piernas
  • Flexiones
  • Ejercicios de fuerza

Y muchos más… Sólo tienes que pasarte por aquí de vez en cuando para descubrir siempre ejercicios nuevos. ¡Muchísimas personas han conseguido con nosotros sus objetivos y queremos que lo consigan muchas más!

Cómo Adelgazar

Antes de empezar, debemos conocer las diferencias entre quemar calorías y quemar grasa.

En nuestro día a día nuestro cuerpo quema calorías y, cuando las reservas se agotan, recurre a las reservas de grasa. Lo que se traduce en una pérdida de peso y volumen.

En primer lugar, en nuestro día a día, nuestro cuerpo quema calorías y grasa para conseguir la energía que necesita para funcionar correctamente.

Quemando grasas-calorias

En un día una persona promedio quema una media de 1600 calorías sin realizar ningún tipo de actividad física. Quemamos calorías para respirar, mientras dormimos, al hacer la digestión… (simplemente por los procesos normales que el cuerpo realiza por estar vivos).

Si cada día, a través de los alimentos, ingerimos una cantidad de calorías que no es suficiente para proporcionar a nuestro cuerpo la energía que necesita, éste recurrirá a las reservas de grasa, una fuente de energía extra. Y es en este punto cuando comenzamos a quemar los depósitos de grasa, reducimos volumen y empezamos a bajar de peso.

Aparentemente el proceso parece sencillo. Basta con ingerir menos calorías para quemarlas todas y empezar a tirar de grasa.

Muchas personas no consiguen bajar de peso, incluso aunque realicen deporte. Lo cuál puede resultar bastante frustrante. Esto ocurre porque muchas veces, al practicar deporte, el cuerpo quiere compensar ese consumo extra.

¿Cómo lo hace? Mandándonos señales de querer una mayor ingesta de alimentos (produciéndonos más sensación de hambre de lo normal cuando hacemos deporte, por ejemplo). Con lo que si no estamos atentos, acabaremos consumiendo tantas calorías que estas proporcionarán la energía suficiente para cubrir todas las necesidades del organismo y nunca se llegará a la etapa de quemar grasas.

¡Pero esto tiene fácil solución!

Para conseguir un déficit de calorías (es decir, quemar todas las calorías consumidas) es necesario disminuir su ingesta, aumentar el nivel de actividad física o ambas cosas a la vez.

Para que nos hagamos una idea, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que un hombre adulto debería consumir al día entre 2.000 y 2.500 kilocalorías/día, y una mujer entre 1.500 y 2.000 kilocalorías/día. Cifras que pueden variar, dependiendo del peso y la altura de la persona en cuestión.

Si somos capaces de ingerir esas calorías diarias y consumirlas (ya sea a través del ejercicio o de los quehaceres diarios), nuestro cuerpo buscará más energía y la encontrará en las grasas. Objetivo cumplido.

La clave está en tener claro que debemos reducir la ingesta calórica y aumentar la actividad física.

Hombre y mujer corriendo por la ciudad

¿Cómo podemos lograrlo?

Lo que nos proponemos no es una tarea difícil, y la podemos lograr con sencillas rutinas de ejercicios e incluso con actividades que nos pueden resultar placenteras.

Paso 1

Para empezar podemos tener en cuenta que de pie gastaremos más energía que sentados. Por esta razón, si vamos a hacer actividades sencillas como hablar por teléfono, hagámoslo de pie.

Trabajar de pie

Al doblar la ropa, también de pie. Aunque estas parezcan actividades insignificantes, lo cierto es que están aportando a la quema de calorías.

Paso 2

En segundo lugar, si lo que queremos es aumentar el gasto calórico, debemos tener una rutina diaria de ejercicios. Esta nos ayudará a quemar una cantidad significante de calorías diarias.

Pero para potenciar los resultados y conseguir el objetivo, debemos incrementar la intensidad del ejercicio y, en lo posible, el tiempo. Por ejemplo: si caminamos 30 minutos todos los días, podemos hacer ese mismo tiempo, pero corriendo.

Caminar deprisa adelgaza

Pero por supuesto sin prisa. Adaptando siempre cada ejercicio a nuestras posibilidades y a nuestra condición física. No hace falta grandes esfuerzos para ver resultados. ¡Sólo cierta constancia!

En lugar de quemar 100 calorías estaremos quemando 200. También podemos variar los ejercicios para adelgazar, combinando los ejercicios aeróbicos con ejercicios de fuerza.

Paso 3

En tercer lugar, a través de nuestras actividades cotidianas podemos hacer ejercicio y quemar más energía sin tener que someternos por largo tiempo a hacer una actividad en especial. Por ejemplo: en lugar de utilizar el ascensor, procura subir y bajar escaleras todos los días.

Paso 4

Además de realizar ejercicios aeróbicos, podemos empezar a incluir en la rutina ejercicios de fuerza. 

Incluir estos ejercicios nos ayudará a tonificar nuestro cuerpo. Además, al mismo tiempo estaremos quemando más calorías y ganando resistencia.

Paso 5

En quinto lugar, podemos practicar algún deporte para lograr nuestro objetivo de perder peso. En este sentido, la elección dependerá de nuestros gustos personales.

Adelgazar montando en bicicleta

Es importante disfrutar al mismo tiempo que nos ejercitamos. Esto nos garantiza el éxito. Por ejemplo, puedes practicar tenis, fútbol, natación o el que más te guste.

Paso 6: Ejercicios tradicionales para quemar grasa

Por último, los ejercicios son la mejor manera para quemar más calorías diarias. No hace falta ir al gimnasio para lograr el objetivo. Con simples ejercicios en casa podemos lograr quemar esa cantidad de calorías. Así, en cuestión de semanas notaremos la diferencia en nuestro peso.

Algunos ejemplos de cuántas calorías se queman:

  • Simplemente salir a andar durante una hora te hará quemar hasta 240 calorías.
  • Si tu cuerpo ya está habituado a cierto ejercicio y puedes salir a correr durante una hora, quemarás hasta 986 calorías.
  • Saltar la cuerda durante una hora te hará quemar hasta 730 calorías.
  • Hacer 20 minutos de sentadillas te hará quemar hasta 200 calorías.
  • Realizar 30 minutos de bicicleta diarios te ayudará a quemar más de 380 calorías.

¡Resumiendo!

El truco es “simplemente” encontrar un equilibrio entre:

  • La parte psicológica: Es importante que vayas viendo resultados rápidamente y sin un esfuerzo que resulte insostenible de cambio de hábitos. Encontrarás artículos en nuestra web que te ayudarán a hacer tus entrenamientos divertidos sin un gran esfuerzo para hacer esto posible y que no desees tirar la toalla, ¡pues irás viendo progresos!
  • Importante llevar una alimentación saludable: No hablamos de lo que se entiende normalmente por “dieta”, sino simplemente de cuidar un poco lo que se come para encontrar el punto donde, sin grandes sacrificios, podamos llegar al déficit de calorías para quemar esa grasa excedente.
  • Elegir bien los ejercicios que queremos hacer: Lo ideal sería practicar ejercicios que para nosotros sean divertidos, un reto, nos permitan hacerlos con regularidad durante días o semanas (sin que sea necesario darnos palizas diarias. Unos pocos minutos sería suficiente) y al mismo tiempo que nos permitan fortalecer y tonificar la parte del cuerpo objetivo que deseemos, para que, según bajemos de peso y volumen, esa parte quede más tonificada, estética y funcional.
Ejercicios y dieta saludable

Con todo esto, ganaremos mucho en salud, estética, autoestima, fuerza, resistencia, flexibilidad… sin olvidar el orgullo de mirarnos en el espejo y sentir que nos gusta lo que vemos, más que por el resultado (que también) por la incomparable sensación de haber alcanzado una gran meta.

¡Y aquí ESTAMOS PARA AYUDARTE! ¡Adelante!